¿Qué página web necesito?

¿Qué página web necesito?

Qué página web necesito

Un error muy habitual en el ámbito del arte y la cultura es descuidar aspectos tan importantes como la web. Aunque parezca mentira, no todo son redes sociales hoy día. Las páginas web eran, son y serán una herramienta de comunicación fundamental para cualquier proyecto, en tanto que son fuente documental y de contacto. Ahí debe estar necesariamente reflejado quiénes somos y qué hacemos de forma permanente, lógica y útil. Es decir, punto uno del argumentario: sí, necesitas una web y necesitas que dé una imagen apropiada que, como mínimo, no te reste credibilidad. Punto dos: ¿qué web necesitas?

Para construir una buena web (es decir, una página útil para tus clientes o usuarios) hay que empezar por definir qué se quiere contar. Tener una buena arquitectura web que responda a nuestro perfil de empresa es esencial, por lo que en la fase de concepción de nuestra web se deben dejar de lado aspectos secundarios, que ya abordaremos más adelante, como la estética, la cantidad de fotos o la interacción con redes sociales.

Una vez que sabemos qué queremos contar, hay que tomar decisiones de diseño y estética y también de corte técnico, como si necesitas una web autoeditable o no; si tu página va a ser estática o irás generando contenido periódicamente (a todos nos gustaría generar contenido de forma regular pero hay que analizar si se dispone de capacidad y recursos para ello); si quieres interactuar con los usuarios a través de comentarios o te interesa más que estén cerrados… Muchas cuestiones a tener en cuenta y que parecen triviales en algunos casos pero que determinarán el modo en que vas a comunicarte con tu audiencia.

En Noletia tenemos experiencia construyendo páginas webs culturales a medida. Como a los buenos sastres nos gusta sacar primero los patrones: sentarnos con el cliente, conocer a fondo su proyecto y proponerle opciones realistas y ajustadas a sus necesidades. Queremos que siempre encuentren el traje que mejor les siente.

Por ejemplo, cuando renovamos la marca de Lapso Producciones elaboramos una nueva web que tenía que ajustarse a su perfil de empresa polivalente: tienen muchos ámbitos de actuación y todos debían estar representados en igualdad. También debía ajustarse a su nueva imagen, que llevaba asociada unos valores muy concretos. – Ver lapsoproducciones.com –

Por poner otro ejemplo, cuando desarrollamos ElClubExpress nosotros mismos pecamos de estos errores que os comentamos. La programación se hizo muy compleja y farragosa al principio porque perdimos de vista cual era el objetivo esencial de la web y no fue hasta que borramos la pizarra por completo y comenzamos de cero la arquitectura cuando vimos claro el resultado.

En conclusión, antes de construir una web, piensa bien qué quieres contar y déjate asesorar por Noletia. Estaremos encantados de tomarte medidas 😉

 

 

Periodista especializada en comunicación cultural. Vinculada la mundo de las artes escénicas desde el inicio de mi carrera, la comunicación es lo mío y la cultura viene desde siempre en mi mochila

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*